Rafael Santana 

Nuevo Disco Rafael Santana Trío – Playa del Alma

con Javier Mayor (contrabajo) y Juanma Urriza (batería)Distritojazz-jazz-discos-RafaelSantanaTrio--PlayaDelAlma

 

 Playa del Alma (Errabal 2013)
Playa del Alma
\"Playa del Alma\" de Playa del Alma por Rafael Santana Trío. Lanzamiento: 2013. Género: Jazz.

Les Lumières Tamisées (Dúo de pianos junto a Iñaki Salvador)
\"Les Lumières Tamisées\" de Playa del Alma por Rafael Santana Trío. Lanzamiento: 2013. Género: Jazz.

Capelli d´Angelo
\"Capelli d\'Angelo\" de Playa del Alma por Rafael Santana Trío. Lanzamiento: 2013. Género: Jazz.

La Leyenda de Bérsonnik
\"La Leyenda de Bérsonnik\" de Playa del Alma por Rafael Santana Trío. Lanzamiento: 2013. Género: Jazz.

A la venta en:

- El Corte Inglés

- Tiendas Fnac

- iTunes

- Amazon

 

En Santander lo puedes encontrar en:

- Bazar Musical (antigua Polimúsica) – Calle Guevara, 10

- DeFoto Santander – Calle Ruiz Zorrilla, 16

- Restaurante UMMA – Calle del Sol, 47

- La Taberna del Palacio – Avda. Cantabria, 5

 

También puedes conseguirlo escribiendo un mail a info@rafaelsantana.es y te lo enviaremos a casa a un precio anticrisis, tan sólo 10 euros más gastos de envío; o comprándolo on line a través de Errabal – Jazz (discográfica).

     Un alma habla, y sus sonidos, a un oído que escucha llegan. La calidez, o no, de los colores con que se expresa toman forma en la historia que cuenta a través de un viaje donde los sentimientos fluyen para encontrarse, por y para siempre, en la Playa del Alma.

     Playa del Alma, primer trabajo discográfico a su nombre del pianista Rafael Santana publicado en Mayo de 2013 por el sello Errabal Jazz. Un disco con todo temas originales compuestos por el pianista y grabados a trío junto al batería Juanma Urriza y el contrabajista Javier Mayor en el estudio de Fredi Peláez, Pottoko Studio (Beasain – Guipúzcoa). Para algunos de los temas ha contado con colaboradores de excepción, como es el caso del pianista Iñaki Salvador, junto al que ha grabado dos temas a dúo de pianos. En otras dos composiciones, el trío se convierte en cuarteto con la incorporación para la grabación del saxofonista Julen Izarra; y, en el afán de buscar nuevos colores compositivos, en otro tema el trío se convierte en octeto, mediante la incorporación de un quinteto de viento madera formado por la flautista Mariángeles Santana, el oboe de David Tejero, Antonio Gutiérrez en el clarinete y la trompa y el fagot de Ángel Gomarín y Fernando Aja respectivamente.

www.facebook.com/rafaelsantanatrio

A continuación, un video de la sesión de grabación de los temas a dúo de pianos junto a Iñaki Salvador.

CRÍTICA DE DISTRITO JAZZ

     Un nuevo producto surgido de las aulas de Musikene aparece por estas líneas. Calidez, tranquilidad y amor por la melodía, esto es lo que parece destilar ‘Playa del Alma’ (Errabal) el primer trabajo discográfico a nombre del pianista Rafael Santana.

Santana es un pianista cántabro que se estrena como líder en el sello Errabal con esta grabación compuesta por once temas originales y una revisión a dos pianos del tema que da titulo al disco.

Las composiciones están grabadas, en su mayoría, en formato de trío junto al batería Juanma Urriza y el contrabajista Javier Mayor, motores del proyecto junto al pianista. Para algunos de los temas Rafael ha contado con colaboradores de excepción, como es el caso del pianista Iñaki Salvador, ex profesor y toda una institución dentro del jazz estatal con el que ha grabado dos temas a dúo de pianos, ‘Les Lumieres tamisées’ y una revisión de ‘Playa del Alma’ que sirve como ‘bonus track’ del cd. En otras dos composiciones, ‘Séptima Ola’ y ‘A Escape Libre’ el trío se convierte en cuarteto con la incorporación para la grabación del saxofonista Julen Izarra que usa el soprano y el tenor respectivamente.

También y con el fin de buscar nuevas sensaciones el trío se amplia hasta convertirse en octeto para el tema ‘La Leyenda de Bérsonnik’ con la incorporación de un quinteto de viento-madera formado por la flautista Mariángeles Santana, el oboe de David Tejero, Antonio Gutiérrez en el clarinete, la trompa de Ángel Gomarín y con Fernando Aja al fagot.

Rafael Santana demuestra a lo largo de la grabación poseer una buena técnica y versatilidad para afrontar sus propias composiciones, algunas llenas de pasajes con querencias fílmicas.

Estamos ante un disco de carácter norteño, nostálgico, lleno de melodías bucólicas y colores melancólicos que llegan al corazón.

Santana hace gala de un gran control, lleno de matices y de posibilidades sin olvidar la improvisación, improvisación con sonoridades monkianas en el tema ‘Isobaras’ o más ‘bopera’ en la composición ‘A Escape Libre’. También hay lugar para aires tropicales en temas como ‘Ad Bedul’.

Una bonita tarjeta de presentación que augura buenos momentos de escucha.

I. Ortega

 

CRÍTICA DE PATRI GOIALDE – PROFESOR DE HISTORIA DE LA MÚSICA DE JAZZ DE MUSIKENE

La formación del trío de piano tiene una larga trayectoria en la historia del jazz, con la peculiaridad de que ha sido una agrupación muy maleable, que se ha adaptado a diferentes estilos y épocas, desde coordenadas estilísticas bien diferentes, y que por sí sola constituye un recorrido autónomo por la historia de este género musical; la mención de nombres como Thelonious Monk, Bud Powell, Bill Evans, Paul Bley, Keith Jarrett, Michel Petrucciani o Brad Mehldau es sin duda una muestra clara de su relevancia y de la heterogeneidad de planteamientos que, bajo la fórmula de un simple trío, se han realizado.

Rafa Santana se suma ahora a esa amplia nómina de pianistas que han querido rendir un tributo a la tradición, aportando a la misma un grado de originalidad, fruto de la maduración de un ya largo recorrido profesional, tanto en el ámbito de la interpretación como de la docencia. Además, a la variedad de la propuesta del trío -con Javier Mayor al contrabajo y Juanma Urriza a la batería-, el pianista ha querido ampliar la paleta sonora del disco con la contribución del saxofonista Julen Izarra (“Séptima Ola” y “Escape Libre”), de un quinteto de viento-madera (“La Leyenda de Bérsonnik”) y el (re)encuentro, en un dúo de pianos, con quien fue su maestro durante sus años de aprendizaje en Musikene, Iñaki Salvador (“Les Lumières Tamisées” y “Playa del Alma (Bonus Track)”.

La base de estas diferentes proposiciones es en primer lugar la capacidad interpretativa, no solo técnica sino también evocadora de emociones, de Rafa Santana como pianista e improvisador de música de jazz. La técnica por sí misma no asegura un producto musical, pero este requisito, que exige horas de dedicación, constituye una garantía previa sobre la que se asienta la creatividad del músico. Rafa hace gala de un control del instrumento, de sus matices y de sus posibilidades, así como de una digitación que hace “sonar” el piano en todas sus dimensiones, sin olvidar por ello su conocimiento del lenguaje de la improvisación. Ahora bien, más allá de esta destreza indispensable, su forma de tocar el instrumento ha ganado, con los años, en madurez, aplomo, sensibilidad y lirismo. El resultado es un despliegue técnico, sin excesos y pirotecnias, al servicio de la Música con mayúsculas.

El trío se completa con Javier Mayor y Juanma Urriza, una base rítmica flexible a las ideas del pianista, que sabe adaptarse a la amplia variedad de propuestas estilísticas que se encuentran en este disco, sin renunciar por ello a una concepción moderna y abierta del trío de piano, en la que está presente la respuesta contrapuntística, con momentos de protagonismo compartido, en la búsqueda continua de un todo que se conforma con la irrenunciable individualidad de las partes. Esta base fundamental se complementa con las aportaciones de los instrumentos de viento, que añaden un color variado, y muestran la ambición del líder, a la hora de contar y trabajar con elementos sonoros diferenciados.

Completan el conjunto del disco dos dúos de piano, una fórmula que presenta dificultades y que exige a los músicos una escucha, si cabe, todavía más atenta que la habitual entre instrumentos diferenciados. Iñaki Salvador es, en mi opinión, uno de los mejores pianistas de jazz del Estado Español, a lo cual se añade algo no tan corriente: una extraordinaria capacidad (y voluntad) para transmitir sus conocimientos a las decenas de alumnos que han tenido la suerte de contar con su asesoramiento pedagógico. Rafa Santana fue uno de ellos y creo que Iñaki, al escuchar el resultado de este disco, tendrá esa satisfacción del profesor que ve que sus antiguos alumnos continúan el arduo trabajo diario, madurando poco a poco con el tiempo las diferentes ideas y sugerencias que un docente proporciona a un alumno en sus años de aprendizaje.

Por si el aspecto interpretativo no fuera suficiente, Rafa Santana muestra en esta grabación su capacidad como compositor, su creatividad para diferentes formatos, la sensibilidad para la composición de líneas melódicas aparentemente sencillas que ganan profundidad con pinceladas armónicas mucho más complejas, y, en fin, la variedad de propuestas rítmicas que enriquecen perfiles sonoros de gran belleza estética.

Espero que el recorrido que inicia esta grabación no sea sino el primer paso que dé continuidad a las nuevas ideas de un pianista y compositor que transmite y tiene cosas importantes que decir. Que el mar de la costa cantábrica que inspira el título del disco y de algunos de los temas, siga siendo fuente de inspiración para el recorrido de esta grabación y de las que puedan venir en el futuro.

Patri Goialde

Profesor de Historia de la Música de Jazz de Musikene.